13 julio 2017

DOY GRACIAS



Hoy me arrepiento
y quiero pedir perdón
por las muchas veces que me he quejado
y por aquellas otras más numerosas
que no se me ocurrió dar gracias.

Tantos años comiendo a diario,
apagando la sed con agua fresca;
tanto tiempo disfrutando de la vista,
palpando el calor de una mano tendida
o pudiendo escuchar
la risa o el llanto de un niño,
la melodía del tiempo
en su transcurrir entre estaciones…

Son tantos los dones recibidos día a día,
tantos los apuros
de los que he podido escapar indemne,
que hoy me limito a dar gracias
por las numerosas veces que he callado.

14 comentarios:

  1. Gracias a la vida, que me ha dado tanto...
    En casi todo tienes razón, menos en el llanto de ese niño que vive encima y que se pasa el día berreando y ya casi tiene un año. Y sus padres tienen perro. Y ladra y no para. Y a veces hay coro: niño llorando, perro ladrando, madre diciendo cosas al nene en un tono chillón para que pare, padre cabreado gritando al chucho. Felicidad vecinal.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, las tardes de siesta y las ventanas abiertas; el sol apretando y el vecindario gritando! Que tengas un feliz verano, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Para mi no cabe la menor duda, Paloma. te agradezco tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Dar gracias por lo que uno ha recibido no quita para denunciar lo que otros no reciben.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda alguna no somos solos, sino que estamos llamados a vivir en sociedad, lo que quiere decir que debemos ocuparnos de quienes nos rodean y en especial de aquellos que más nos necesitan.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Es de bien nacidos el ser agradecidos.
    Gracias a ti por estar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay dudas, Tracy. Muchas gracias por tu presencia.

      Besos.

      Eliminar
  5. bueno, nunca es tarde para agradecer y volver a iniciar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Carlos, cada día es un nuevo comenzar, pero arrastrando el saldo anterior, como dicen los contables.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hoy nos das un lección de humildad con las palabras de este poema. Muchas veces nos quejamos de los problemas de la vida diaria y no tenemos en cuenta tantas cosas que tenemos a nuestro alrededor para poder disfrutar...y que hemos hecho nosotros para merecerlas?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad soy de pocas lecciones. Cierto que todos aprendemos del otro, pero yo no me creo ejemplo de nada.

      Besos.

      Eliminar
  7. Es la vida tanta bendición, que lo mínimo es agradecer cada vez que nos percatamos de ello.
    De que manera excelsa lo has hecho, Paco. Si me aceptas, me uno a tu agradecimiento.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es todo un honor hacerlo juntos, Sara. Muchas gracias por adherirse.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar