08 agosto 2017

CANCIÓN SIN PARTITURA



He buscado entre los archivos
y encontré una partitura en blanco,
esa música descolorida y sorda
cuyas notas nos son negadas.

Hoy quisiera cantarte una canción
de esas que hacen herida
y que no suturan ni con hilo de seda
ni con el paso del tiempo;
una canción que agite los vuelos de tu falda
y me devuelva el torbellino
que haga compás con el mismo ardor
que hacia ti me apasiona y en ti se ensambla.

Quiero cantar al aire que te circunda,
a la brisa que mece tus cabellos,
a los mirtos que curiosean asomados a tu paso,
a la menta y al almizcle
que esparces con tu mirada,
a ese trozo de suelo donde sellas
las huellas al pasar,
a toda tú, a todo tu entorno,
íntegramente a ti y tus aledaños.

14 comentarios:

  1. Una partitura en blanco, donde el músico pueda plasmar la más deliciosa y armoniosa música. Soy una gran aficionada a la música y escuchar música es una de mis grandes pasiones.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabía ni lo sospechaba, pero lo tendré en cuenta, querida.

      Besos.

      Eliminar
  2. El sonido de la noche del desierto, es música que interpreta de distinta manera cada oyente, al igual que tu partitura en blanco se puede hallar silencio, calma pero ese mismo silencio puede despertar los miedos más ocultos del silencio de la noche en el desierto, todo depende del oyente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El silencio, Carlos, es el más bello de los sonidos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Francisco. Canción sin partitura, pero con unos versos que dicen mucho y nos cuentan muchos secretos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isa, por ser tan afectuosa conmigo.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Para no tener partitura, no veas cómo suena...
    No quiero pensar si la tuviera, con sus notas y sus silencios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tracy, tus palabras son sonidos melódicos.

      Besos.

      Eliminar
  5. Es una canción llena de vida, es la alegría que se siente al amar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. 'Llenas mis sentidos como una noche en el bosque, como las montañas en primavera, como un paseo bajo la lluvia, como una tormenta en el desierto, como un océano soñoliento..' (Arteta me presta su voz y laů(u)des)

    De partitura a partitura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De partitura a partitura me siento derrotado, Merche. Extasiado, tal vez.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Tu partitura en blanco nos inspira a todos, Francisco...Los silencios de la vida nos susurran tantas cosas, que gracias a ello podemos descubrir la belleza de la poesía en cada rincón de la vida...
    Mi gratitud y mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprecio mucho el silencio, María Jesús, porque en él está todas nuestra músicas interiores. En todo caso, el silencio en medio de la Naturaleza es el más musical de todos, porque aparece la música interior que aportamos y la gran partitura natural de la flora y la fauna. Muchísimas gracias, querida amiga.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar